domingo, 20 de mayo de 2012

ME GUSTA EL OLOR A IGLESIA




Santísimo Cristo de la Expiración, 
Parroquia San Pedro Apóstol de Málaga




Me gusta el olor a iglesia. Una mezcla de flores, humedad e incienso lo definen.

Es un olor de trascendencia, de eternidad. Huelen las iglesias pequeñas de pueblo a alma llana, a alma sencilla. Huelen a restos de arroz tras una boda de tarde. Un ramo de flores recién cortadas ofrecidas a una Virgen. Devoción y pétalos de rosas entremezclados. Olor de trasiego de párrocos y monaguillos, de cepillos llenos o cepillos vacíos. Olor de silencio sepulcral en la nave central. Olor de bancos con crujidos indiscretos de madera vetusta. Huele hasta el repicar de la campana que anuncia Misa dominical. Huele a reunión de vecinos, a comunión de almas. 

El olor de una iglesia es especial. Me lleva a otras épocas, épocas de mantillas y guantes, épocas de misales y latín en el púlpito. 

Hay iglesias pequeñas y hay iglesias grandes. Iglesias de pueblo e iglesias de gran ciudad. Y cada una de ellas huele distinto.
En las de gran ciudad el olor de la contaminación se confunde a veces con el del incienso. En las de pueblos pequeños y perdidos huele a modestia, a humedad inquilina de muros de piedras ancianas. Es el olor de iglesia una antesala de la Gloria en su versión modesta y terrena.
La cruz omnipresente se perfuma de fe, porque es realmente la fe la que exhala los olores profundos y místicos que penetran en las almas devotas. 

Me gusta el olor a iglesia, huele a la eternidad detenida por minutos en los muros de piedras viejas.



14 comentarios:

  1. Tienes alma de poeta Inma...

    ResponderEliminar
  2. Eso es porque eres un poco beata quizás hay algo mas profundo.

    ResponderEliminar
  3. Querida Inma: precioso texto que rebosa belleza. En esta sociedad nuestra tan paganizada cualquier muestra de espiritualidad se ve como "ser beata". Triste...

    ResponderEliminar
  4. Beata mujer muy debota o que afecta devoción.
    Inma sabes que te admiro profundamente desde hace tiempo, no comprendo como algún admirador tuyo llama a la sociedad pagana y triste. Por definir una cualidad de una persona que ama el arte religioso.
    Y no solamente hay una religión, ni un solo arte, yo tamben visito cantidad de templos de todas las culturas y de todos los tamaños. Para seguir cultivandome y aprendiendo.
    Saludos Inma.

    ResponderEliminar
  5. Que hermosas palabras utilizas para hablar de tu fe, yo cuando era pequeña era extraño pero sabes siempre sentí tristeza en los templos, frialdad, no sentía el amor al prógimo, buscaba la fé y allí no la encontraba , siempre que iba pedía tener fé, ¿que siente una persona teníendo fé? Con el paso de los años la encontré encontré el amor verdadero por las personas, la luz, la alegría de vivir....y encontré en la biblia estas palabras que decían " Hechos 17 El Dios verdadero no se encuentra en templos hechos de manos humanas..... abrazo.

    Encarni

    ResponderEliminar
  6. Hola Inma, qué bien describes el olor de una iglesia, me ha emocionado incluso, un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  7. Todo lo que huela a incienso es una maravilla! mi olor favorito!

    ResponderEliminar
  8. Así me huele a mi también. Gracias por describirlo tan bien y compartirlo. Besos

    ResponderEliminar
  9. ¡Olé niña tienes arte hasta para escribir! guapa y guapa

    ResponderEliminar